SALUD

No hablar de salud en mi blog, sería no hablar de un asunto que siempre me gustó investigar, leer y estudiar.

Es indudablemente uno de los 3 pilares para lograr una felicidad plena: combinación equilibrada entre óptima salud, buenas finanzas y amor.

¿Cómo disfrutar de libertad financiera y crecimiento personal pleno si tenemos una salud deficiente?

Habiendo crecido en la década de los 80 y 90’s he vivido directamente la burbuja económica y con ello la aparición de alimentos y bebidas realmente innecesarias e incluso perjudiciales (consumismo), que continúan a día de hoy por nuestro inconsciente consumo.

Crecimos con incansables anuncios televisivos mostrando la leche de vaca como fuente de salud y calcio, pastas de dientes con flúor y un claro interés en un consumo excesivo de productos animal, farmaceútico e industrial principalmente: MENTIRAS e INTERESES ECONOMICOS.

¿Leche de vaca y Carne saludables? Permítame ud. que lo dude…

Exceso de azúcar, sal, y carne me hicieron pensar que quizá habría otro tipo de alimentación que interesaba ocultar.

¿Conoces los 5 “venenos blancos”: Harina, sal, leche, azúcar y arroz?

Debido a que toda esta información que comenzaba a leer y mi propia intuición coincidían, abandoné el consumo de leche – hace ya casi dos décadas – para probar leches vegetales de numerosos sabores.

Cuál sería mi sorpresa al encontrar nutricionistas y médicos quienes desechan la leche de vaca como fuente de calcio, de hecho, al parecer, favorece la aparición de osteroporosis, ¿irónico, verdad?. Por aquel entonces, ya pocas cosas me podrían sorprender, por lo que deduje que, al menos cabría que esa posibilidad fuera cierta.

En el año 2.000 comencé a ir un gimnasio – después de 2 años entrenando natación – y desde entonces mi dieta se limitó a un consumo de carne exclusivo de pavo, pollo y atún (realmente nunca había comido mucha más variedad de carne).

Mi madre siempre me decía que “comía por los ojos” y que cierto es, puesto que nunca he sido capaz de ingerir mucha variedad de animales.

“Ya de niño sentía que comer animales era un poco “arcaico”, aún cuando pudiera estar equivocado, era mi sentir” – Carlos Jiménez Arce

También hemos dejado que nos engañen con la alimentación…

Me faltaba información, pero que razón tenía mi intuición, puesto que creo que podemos disfrutar de buena salud sin consumir ningún producto de origen animal.

El respeto a la vida animal y la conservación del planeta

era más importante que satisfacer mi paladar.

En mi época más intensa de lectura estudié también numerosos libros de salud con el propósito de ir encaminándome hacia una nutrición y hábitos más saludables que los conocidos hasta la fecha. Para mi sorpresa, después de mucho estudio, llegué a la conclusión que la carne es innecesaria en un estilo de vida saludable, además de darme cuenta que los vegetales, frutas y todo lo que nos brinda la madre tierra, así como ciertas algas nos pueden proveer de una salud y energía espectacular e insuperable por productos animales, ¿lo sabías?

 

Todo comenzó con la aparición de más variedad de leches, sabores como almendras, avellanas, alpiste, arroz, quinoa etc, etc comenzaban a mostrarse en ciertas tiendas – a día de hoy ya en supermercados – y acabé descubriendo alimentos poco conocidos con un elevado poder nutricional.

 

Poco después comencé a tener curiosidad por la dieta vegetariana, gracias a libros y documentales, el amor por los animales y por mi mismo (salud) me empujó a decidirme por esta inteligente opción: evitar consumir productos de origen animal.

 

Existen numerosos documentales acerca este tema que te iré compartiendo en mi blog, sin embargo hay una persona que me gusta especialmente como relata este asunto tan delicado y para muchos novedoso, su nombre es Daniel López de Medrano, quién nos invita a contemplar el vegetarianismo desde un punto de vista poco usual y al mismo tiempo espectacular, entendiendo así que TODO ES ENERGÍA, como viste en mi página de conciencia.

 

Llevo siguiendo a este “compañero de viaje” varios años. Este trabajo te pondrá los pelos de punta, y por ello le hago un hueco a Daniel en mi blog, escucha atentamente esta ponencia sobre alimentación ya que cada minuto es pura conciencia.

 

Un inocente y sencillo cambio de hábitos desembocó en querer conocer la repercusión que tiene el consumo de carne en el planeta.

 

Este despertar, junto a todas las razones que nos expone espléndidamente Daniel, fueron uno de los principales motivos por los que decidí hacerme vegano, expresión muy común hoy en día. No obstante “hacerse vegano” es real y únicamente tomar conciencia y “dejar de comer con el paladar para comer con la cabeza – corazón” y abrirse a una nueva y más inteligente alimentación, beneficiosa para tu salud y el planeta entero. Simplemente es una decisión que hice y te comparto mis motivos:

 

– Soy un gran amante de los animales (de hecho me gustaría poder disponer de un lugar para albergar perros y gatos) y si evito consumir productos de origen animal, evitaré su sufrimiento y explotación, ¿cierto? – nuestro consumo cambia el mundo -.

 

– Quiero conocer la salud plena y la verdad sobre la misma.

 

– Quiero tener el mayor efecto positivo en el planeta cuidando lo que consumo (Ya hablaré de la repercusión que tiene el consumo animal en el mundo).

Uno no puede cambiar a nadie, pero si puede cambiarse a sí mismo.  Leer sobre nutrición vegana y crudivegana me hizo comprender que, una vez más, había crecido con creencias erróneas acerca la alimentación, además de evitar sufrimiento animal con mi (no) consumo.

Como irás (o ya estás viendo en mi blog) estoy a favor del veganismo e interesado en un estilo de vida y alimentación saludable.

Respeto la decisión de cada uno de ingerir lo que su conciencia le permita, sin embargo esta es mi decisión por motivos quizá ya comprendas mejor: CONCIENCIA PERSONAL & SOCIAL.

Por otro lado puesto que no creo en las “casualidades” si estás leyendo esta página, ha de haber un por qué, quizá, más allá de simple curiosidad, si así fuera espero poder ayudarte con el cambio.

Especial mención en este apartado a los superalimentos, muy desconocidos aún, plantas, frutos, semillas, algas… que jamás anuncian en los medios de comunicación, ¿por qué?

¡Ya lo sabes!. A las compañías farmaceúticas les interesan pacientes enfermos.

 

¿Estás preparado para conocer realmente una alimentación más sana y que realmente NUTRA no únicamente llene tu estómago?

 

Espero que sí, iré subiendo mis recomendaciones de alimentación así como cualquier otro tema que considere relevante en la salud.

Nos vemos por el blog.

Por nuestra libertad y conciencia.

Atentamente, Carlos Jiménez Arce.

 

 

Suscríbete y obtén el 2º capítulo de mi EBOOK GRATIS

Regístrate ahora y recíbelo cómodamente en tu email

Tu cuenta de email es privada y estará segura. Podrás desuscribirte cuando lo desees.